Los Polipastos Eléctricos de Cadena como herramienta

Antes de entrar en materia con los actuales polipastos eléctricos de cadena, conviene hacer un poco de historia y definir esta magnífica máquina.

La definición de un polipasto sería una maquina o mecanismo que nos permite elevar o mover cargas de un sitio a otro sin realizar un gran esfuerzo. Desde la revolución industrial, el objetivo de los inventores y diseñadores ha sido el de eliminar o minimizar los esfuerzos de los trabajadores de cualquier sector o trabajo. En sus inicios los primeros polipastos consistían en unas simples poleas, que bien posicionadas facilitaban la subida de las cargas.

Con el paso del tiempo los mecanismos de los polipastos, han ido evolucionando y ampliando el número de formatos y modelos. En la actualidad se han convertido en el recurso ideal de miles de empresas y pymes, entre los que podemos destacar los almacenes de distribución o el sector de la metalurgia.

La industria, sigue siendo uno de los principales beneficiados de este invento tan genial. Pero no podemos olvidar, que este mecanismo puede usarlo también cualquier autónomo, particular o persona que necesite elevar cargas desde el suelo a un segundo piso o nivel.

Tipos de polipastos eléctricos de cadena

 Aunque hoy estamos hablando de los polipastos eléctricos de cadena no conviene olvidar, que los polipastos manuales siguen existiendo y dando un gran servicio al usuario. Estos modelos manuales son mecanismos más sesillos, que son accionados mediante una palanca.

Si bien, hoy entre los polipastos eléctricos que son los más utilizados, podemos diferenciar los modelos dependiendo del número de ramales o poleas que utilicen.  Dentro de los polipastos eléctrico los dos grandes formatos son:

Los polipastos eléctricos de cable de acero, son muy silenciosos y versátiles, adaptándose muy bien a la actividad de las medianas y pequeñas empresas. Estas pequeñas máquinas permiten elevar y transportar las cargas con el mínimo esfuerzo y en pocos segundos, gracias a su efectivo mecanismo de poleas, que permiten con poca potencia mover con facilidad la carga. Estos modelos son muy utilizados en talleres mecánicos para la elevación de las partes más pesadas de los automóviles.

Los polipastos eléctricos de cadena siguen siendo la opción ideal para las grandes cargas por su robustez y eficacia. También resultan bastante más resistentes al polvo y la corrosión. Por todo ello, podemos concluir que los modelos de cadena, son los grandes aliados de las industrias y grandes almacenes de distribución. La alta calidad de las fábricas y establecimientos de una zona, vendrá marcada por eficiencia y productividad de sus empresas.

Uno de los avances más increíbles para el día a día, de un  almacén de transporte de  mercancías o fabrica, son los polipastos eléctricos de cadena, consecuencia de  su gran avance en los sectores de carga y descarga, hoy más cerca que nunca gracias a Internet. En la industria metalúrgica los recipientes más pesados son transportados y almacenados, mediante polipastos de gran potencia y puentes grúa.

El polipasto eléctrico de cadena según el tipo de corriente eléctrica que utiliza podemos encontrar:

Los polipastos eléctricos que funcionan a 230 v, son los más habituales en el mundo de la empresa. En este grupo podremos encontrar modelos monofásicos y trifásicos, dependiendo de la potencia que necesitemos.

Los polipastos eléctricos que funcionan a 12 v o 24 v, también llamados cabrestantes eléctricos, se utilizan generalmente en el sector de la automoción. Estos dispositivos, suelen montarse en vehículos 4X4 y van conectados a la batería del vehículo.

Como utilizar los polipastos eléctricos de cadena.

Si has comprado un polipasto eléctrico de cadena y necesitas ponerlo en funcionamiento. El primer paso debe ser leer atentamente el libro de instrucciones del fabricante. Una vez instalado, realizar varias pruebas de funcionamiento con pequeñas cargas.

En el funcionamiento habitual hay que asegurarse siempre, de no mover el polipasto, si hay algún operario, al lado de la carga que debemos mover. Procurar que la carga que estamos levantando, no se balancee de un lado a otro.

En cuanto al mantenimiento de los polipastos eléctricos de cadena, debemos comprobar que la carga que levantamos, está dentro del rango de potencia que puede levantar el polipasto. Una sobre carga de peso, puede ser un problema para nuestra máquina y un riesgo, para la mercancía que estamos levantando.

Los polipastos de cadena, requieren de una lubricación de la cadena de vez en cuando, o cuando veamos que la cadena esta seca o chirria. Debemos de realizar el cambio de cadena o cable, cuando el desgaste sea evidente, o cuando lleven el número de horas de trabajo, que nos determine el fabricante.

Tal vez, uno de los atractivos que nos ofrece la era de Internet, es el de poder comprar el polipasto que necesitamos o que mejor encaje con nuestro negocio de forma rápida, pudiendo comparar los modelos desde nuestra propia casa.

También te puede interesar:

Manipulación de mercancías

Empresas

Diarionline.es

¡Si te ha gustado nuestro articulo!

¡Por favor, haz clic en la última estrella para calificarlo!

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 12

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Resumen de articulo
Los polipastos eléctricos de cadena como herramienta
Titulo
Los polipastos eléctricos de cadena como herramienta
Descripción
Los polipastos eléctricos de cadena, son una maquina o mecanismo que nos permite elevar o mover cargas de un sitio a otro sin realizar un gran esfuerzo. Mover cargas hoy es mas fácil que nunca.
Autor
Nombre
Admin
Logo
error: Content is protected !!