Relacionan un dispositivo cardíaco usado en España con aproximadamente 50 muertes por perforación del corazón.

La noticia que ha sacudido a la comunidad médica en España se centra en la relación encontrada entre un dispositivo cardíaco, ampliamente utilizado en procedimientos de salud cardiovascular, y al menos 50 muertes atribuidas a la perforación del corazón. Este hallazgo ha generado una profunda preocupación entre los especialistas y la población en general, quienes esperan respuestas claras y acciones inmediatas para abordar esta grave situación. Las autoridades sanitarias se encuentran en alerta máxima, investigando a fondo las causas y posibles responsabilidades en torno a este incidente mortal que ha conmocionado al sistema de salud del país. Es imperativo que se tomen medidas urgentes para garantizar la seguridad de los pacientes y evitar futuros casos trágicos como los que se han reportado hasta el momento.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha emitido una alerta de clase I, la más grave, relacionada con el dispositivo cardíaco ImpellaABIOMED, utilizado en varios países, incluyendo España, tras reportarse 49 muertes en Estados Unidos. Este dispositivo, fabricado por la compañía Abiomed, ha sido vinculado a serios riesgos de complicaciones graves o incluso la muerte en pacientes sometidos a procedimientos cardíacos complejos o con condiciones médicas críticas.

La alerta de la FDA destaca que la compañía Abiomed debería haber notificado hace más de dos años sobre el riesgo de perforación de la pared cardíaca asociado con las bombas Impella. Esta omisión ha generado preocupaciones sobre la seguridad de estos dispositivos y ha llevado a la FDA a tomar medidas urgentes para informar a hospitales y médicos sobre los potenciales riesgos.

Esta alerta se suma a otras preocupaciones surgidas en los últimos años en relación con dispositivos cardíacos, particularmente aquellos que sustituyen la función del corazón en la circulación sanguínea. Se destaca que esta es la tercera acción importante de la FDA en un año en relación con el dispositivo Impella, lo que subraya la gravedad de la situación.

Estudios citados por el New York Times sugieren que los dispositivos Impella pueden aumentar el riesgo de muerte en pacientes con condiciones médicas inestables. Además, se ha revelado que el fabricante ha invertido grandes sumas en la promoción de estos dispositivos y en pagos a cardiólogos y hospitales, lo que plantea interrogantes sobre la ética en la comercialización de dispositivos médicos.

Actualmente, se estima que hay alrededor de 66,000 bombas Impella en uso en Estados Unidos y 26,000 en otros países como Australia, Canadá, Francia, India y España. Esta situación alerta sobre la necesidad de revisar de manera exhaustiva la seguridad y eficacia de estos dispositivos para garantizar la protección de los pacientes.

Susana Vidal

Soy Susana, redactora de la página web Diario Online, un periódico independiente de actualidad nacional española. Mi pasión por la escritura y la veracidad de la información me lleva a investigar a fondo cada noticia que publicamos. Con un enfoque objetivo y crítico, me esfuerzo por ofrecer a nuestros lectores contenidos relevantes y de calidad. Mi compromiso es mantener informada a la sociedad española, abordando temas de interés público con profesionalismo y ética periodística. ¡Gracias por seguirnos en nuestra plataforma digital!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información